Artículos, Cine, La casa, Multimedia, Ocio, Reseñas, Videos — 28 junio, 2017 at 10:54 am

Un asesino sin sueldo en el solsticio de invierno

by

zodiac-2007-david-fincher-original

Donovan – Hurdy Gurdy Man

El negocio de la crítica desmedida continúa. Nadie quiere saber a qué sabe el aire, sea donde sea que se encuentre, para eso están hechos los filtros: Del cielo se precipita el agua, se purifica en la superficie de roca y afluye fuera de nuestro rango de distinción sensacional. Sensacional es la poesía, una rockstar de marte en otro universo:  cruje el papel/ suena el cincel/ y sobre el papel / cruje el cincel Más importante que escribir sobre papel sería hacerlo sobre tallos y piedras.

Sensacional es el argumento de Zodiac en el cuadro de texto si se busca la sinopsis en IMDB o sencillamente se voltea el disco ¿Qué es lo que nos dice la vuelta al disco como en un tornamesa? Un caricaturista descubre quién es Zodiac a coste de arriesgar a su familia, el descrédito, el despido y el asilo diagnosticado, mientras el resto de personajes, incluido el Zodiac, parecen establecer la red del argumento y contarnos tres chistes sobre los retrasados y bajitos. Pero no ¿Qué nos dice ahora la revuelta al disco, como el scratch en un tornamesa?: “A finales de la década de 1960 y principios de los 70, un dibujante de San Francisco se convierte en un detective aficionad y bla bla bla”. En argumentos cristianos, hay un gran negocio detrás del espectáculo, pasando de todas por algunas manos sin anticiparnos a los beneficiados, que irremediablemente, dentro del caos argumental, son el autor del libro y el director de la película. Y por más que busquemos conexiones, conclusiones, exactitudes y aire acondicionado, la precipitación de los planos, como el buen señalero, es crítica de autor. Ahora ¿Sobre qué nos habla la crítica de autor sin embriagues? Para ser breves: sobre las velocidades de la información, difusamente reconocidos como planos, encuadres y secuencias en una películas. Habría qué explicar el sistema de este orden: impacto-comunicación-revisión-edición-transmisión-retroalimentación de la trama aparente. Un mensaje a la policía, tres advertencias a los periódicos, entendimiento de fin del mensaje, manipulación de los códigos y exposición en hacia la penumbra de lo porvenir. Existe otro orden, más o menos así: crimen – información -revisión – investigación – retroalimentación de los asesinatos. Hubo un crimen, se estudiaron la intenciones e investigaron y en una chanfaina de motivaciones el crimen es aprobado y legítimo,  así, mediante la ley, estos homicidios no son casuales y se debe encontrar al culpable. Ambas parábolas no concluyen en un círculo de avance, progreso, sino de frustración y criminología por la intervención de un tercer sistema: Homicida serial – coincidencia – biblioteca – bestseller; lo cual en otra proyección no puede resultar igual, es muy importante la re-lectura o re-proyección. Y al comparar el movimiento de estos tres sistemas, obviamente dentro, siempre dentro del film, podemos señalar la distribución de secuencias según los personajes, los temas y subtextos, las ideologías o alimentos, la música y las costumbres, con el cuidado de las operaciones técnicas del montaje.

¿Qué es lo que diferencia la crítica de autor en cine? La estética o el final cut. Si dentro de nuestras vidas ordinarias, llenas de momentos emotivos y desencantos, la ética de la personas determina sus comportamientos como para ir a estudiar o abandonarse a la drogadicción,  la estética hace lo mismo con los artistas; como en un acertijo el autor debe descubrir el punto fluctuante de sus dudas ¿Cuáles son esas dudas? Las he visto disfrazadas de melodramas o westerns, pero la duda general o real es la necesidad o el impulso de crear; sucede con el final cut en una ética de producción o distribución que determina la fecha de estreno y la taquilla, mientras que un “corte final de autores” se determinará los códigos y contenidos. Para la vergonia propia del crítico de autor el final cut quedó, menciono “quedó”, determinado en un par de líneas: Un best-seller resuelve la identidad de Zodiac. ¿Y lo importante será conocer la identidad del Child´s Killer serial o reconocer el complicado proceso de comprimir, retraer, re-dimensionar e inclusive invocar al aquelarre del archivo policiáco para resolver el crimen ficticio sobre un crimen verídico sucedido hace 40 años después de una década en un fillm de menos de 150 minutos? Bajó la lupa de qué criptógrafo el autor enlaza a su espectador en la obra si por casualidad se critica la obra y no al autor, ¿bajo la lupa del crítico-montador o del asistente editor?, cómplices de la misma discusión situados en distintas islas. Tal vez con una licencia embalsamador interceptamos o intercedemos un tercer sistema sin diagramas: La esposa de un caricaturista ayuda resolver los crímenes del asesino del Zodiaco mientras el resto lee, fuma, bebe y hablan por teléfono sobre sus inquietudes. Esta parcialidad de miradas para mí son bastantes útiles porque así se puede reconocer cada punto de inflexión a veces determinado no a las gracias  de la cortesía de las interacciones y charlas por télefono, sino por el encuadre, la luz, el “simbionte” simbólico o la banda sonora.

El trabajo de la deconstrucción lo determina la observación. ¿Quién realmente nos observa cuando el caudal de información es abrumador y a cada segundo de videncia cinematográfica se le atribuye toda la  relevancia en una función? No tengo nada que decir al respecto, hay más espectadores, un proyeccionista, empleados y una industria equipada con el sistema de la idiosincrasia de la imagen.

No creo que seamos la sombra de una caverna sino los reflejos del sol desabarrancándonos. ¿Por qué en un ataque de paranoia Bobby baja a su hijo del autobús escolar? Si aún esa información no se había comprobado dentro del plano ficticio –el conocimiento– del espectador y en el plano real, este mismo espectador siente la misma paranoia y miedo que Bobby, el caricaturista, en aquella escena.

Sismopsis: Un caricaturista de periódico salva a su hijo de un posible atentado y luego escribe un best-seller que será adaptado para el cine. Este conocimiento implícito, reconstructivo, todavía deconstructivo, no se nos presenta, como ya dije antes, a los jugadores y la bolsa. ¿Cuántas pistas se nos deja, como en un juego, sobre Zodiac? A mi parecer “sólo el título”; y por cierto, cada vez que asistimos a una sala inferimos, de una u otra forma, varias posibilidades para el desenlace de la película y sobre todo en documentales que priorizan los medios y no el objetivo, por lo que debemos ignorar todo lo ajeno ya que los conceptos se encargarán de ordenar por sí solos los casilleros de forma explicativa. ¿Para qué sirve el sistema cinematográfico? En estos momentos, redundante en tópicos, la cinematografía es sólo recreacional: no existe tal sombra que nos atemorice pero tampoco encontraremos un fuego que nos alimente por el simple hecho del abandono de las “visiones personales”. Fumamos, leemos, bebemos y nos reímos de los chistes de retrasados y bajitos y así de sencillo es el anti-drama, las entrelíneas o lo invisible del cine de todos lo dramas: créditos, tiempo invertido, universo y respiros.

¿Zodiac no será la antítesis de los onomásticos así como todas las muertes y homicidas seriales son el reverso de sus víctimas? Sin detalles no es fácil saberlo; cada personaje, como unos dominós, caen en secuencia y ninguno es un principal a pesar de que estén ilustrados como héroes, superhéroes, antihéroes o villanos; tal vez no se debería olvidar que detrás de los autores y la obra se encuentra algo tan monstruoso como y parecido a Cuthulu.

¿Pero en qué debe enfocarse el crítico de obras o autores si el antiguo Cuthulu nos sobrepasa en infinidades? De por sí la pregunta se responde sola y detrás de una niebla y los susurros textuales, hiperdiscursivos o ultradiegéticos, la buena obra persiste y el autor se acondiciona al momento

¿Entonces quién es el autor?  Un equipo cinematográfico que decidió adapta un best-seller. ¡Feliz Cumpleaños!

Thrown like a star in my vast sleep
I opened my eyes to take a peek
To find that I was by the sea
Gazing with tranquility

zodiac_0

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

shared on wplocker.com