Extractos — 23 junio, 2016 at 7:57 pm

Scott a Scottie: Los Fitzgerald

by

 

American author F Scott Fitzgerald (1896 - 1940) dances with his wife Zelda Fitzgerald (nee Sayre) (1900 - 1948) and daughter Frances (aka 'Scottie') in front of the Christmas tree in Paris. (Photo by Hulton Archive/Getty Images)

La Paix, Rodgers’ Forge

Towson, Maryland

8 agosto, 1933

Querida:

Me siento muy orgulloso de que cumplas con tus obligaciones. ¿Me puedes dar un poco más de detalles acerca de tus lecturas en francés? Me da gusto que te encuentres feliz pero nunca he creído mucho en la felicidad. Nunca creí tampoco en la miseria. Esas son cosas que ves en el escenario o en la pantalla o en las páginas impresas, no suceden realmente en la vida.

En lo único que creo en la vida es en las recompensas por la virtud (de acuerdo con tus talentos) y los castigos por no cumplir con tu deber, que son doblemente costosos. Si hay tal volumen en la librería del campamento, pregunta a la Sra. Tyson que te deje buscar un soneto de Shakespeare que contiene las líneas: “Lillies that fester smell far worse than weeds”. [Las lillis que se pudren huelen mucho peor que las yerbas]

Pienso en ti, y siempre con cariño, pero voy a tomar al gato blanco y le voy a dar nalgadas fuertes, seis veces por cada vez que seas impertinente. ¿Reaccionas a eso?…

Tontamente, concluyo. Cosas de qué preocuparte:

Preocúpate por el valor

Preocúpate por la limpieza

Preocúpate por la eficiencia

Preocúpate por la equitación

Preocúpate por …

Cosas para no preocuparse:

No te preocupes por la opinión popular

No te preocupes por las muñecas

No te preocupes por el pasado

No te preocupes por el futuro

No te preocupes por crecer

No te preocupes porque alguien te aventaje

No te preocupes por el triunfo

No te preocupes por el fracaso a menos que sea tu propia culpa

No te preocupes por los mosquitos

No te preocupes por las moscas

No te preocupes por los insectos en general

No te preocupes por los padres

No te preocupes por los niños

No te preocupes por las decepciones

No te preocupes por los placeres

No te preocupes por las satisfacciones

Cosas qué pensar

¿Qué estoy buscando realmente?

¿Qué tan buena soy en comparación con mis contemporáneos en cuanto a…?

(a) erudición,

(b) ¿realmente entiendo a las personas y soy capaz de llevarme bien con ellas?

(c) ¿estoy tratando de hacer de mi cuerpo un instrumento útil o lo estoy desperdiciando?

Con el amor más cariñoso

Papá

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

shared on wplocker.com